DISPLASIA DE CADERA Y LOS PORTABEBÉS

Que és la Displasia de Cadera?

La displasia de la cadera, antes llamada luxación congénita de la cadera y actualmente displasia evolutiva o del desarrollo de la cadera, se trata de un desarrollo anormal de la articulación que hay entre el hueso del muslo (fémur) y la cadera, que provoca un desplazamiento hacia fuera del fémur (cuando llega a salirse totalmente se denomina luxación). Se produce antes del nacimiento, durante el parto o incluso poco después de éste.

Aparece en aproximadamente tres de cada mil recién nacidos, afectando con más frecuencia a las niñas (suponen 8 de cada 10 casos) y a la cadera izquierda.

Otra forma de tratamiento de la L.C.C. es el uso del calzón de abducción o de Frejka

¿Tiene solución? ¿Cuál es su tratamiento?

Depende de la gravedad del desplazamiento y de la edad a la que se diagnostique. Cuanto antes se diagnostique y antes comience el tratamiento, mejor será el resultado.

Se trata de conseguir recolocar el fémur correctamente en la cadera y mantenerlo así.

Desde el nacimiento hasta los 6 meses de edad esto se consigue mediante la colocación al niño de un arnés o sistema de correas que debe llevar colocado por encima de sus ropas de forma constante, durante varias semanas o meses (generalmente 2-4 meses), hasta que se compruebe la estabilidad de la cadera. Con este tratamiento y en niños menores de 6 meses, la curación se alcanza en un 90% de los casos.

Beneficios de los portabebés en esta patologia

Como habreis leido anteriormente, para recolocar el femur en la cadera se utiliza un arnés que ayuda a mantener las piernas con una apertura determinada. La postura que se adopta con dichos arneses supone un inconveniente a la hora de transportar a nuestro bebe en los carritos, sillitas etc que se venden en el mercado hoy en día, sin embargo, los portabebes ergonómicos nos brindan la posibilidad de portar a nuestros pequeños con este tipo de patologia sin ningún tipo de problema, pues la posción “ranita” que utilizamos para portear es muy similar a la apertura que ejerce el arnés destinado a corregir la displasia.

Para que os hagais una idea, la foto que se muestra a continuación refleja a un pekeño con arnés que esta atado a la espalda con un fular.

Una vez más se demuestra los grandes beneficios de los portabebes ergonómicos en nuestra vida cotidiana.

A %d blogueros les gusta esto: