EL AFECTO MATERNO AUMENTA APTITUDES PARA HACER FRENTE A LOS PROBLEMAS DE LA ADULTEZ

El abundante afecto materno en la primera infancia aumenta las aptitudes para hacer frente a la vida de adultos, según un estudio publicado  por la Revista de Epidemiología y Salud Comunitaria en su edición de internet. Según los expertos, las madres que inundan a sus hijos de cariño durante sus primeros años de vida, les preparan para hacer frente al estrés vital al que inevitablemente se enfrentarán de adultos. A pesar del interés creciente en cómo afectan las primeras experiencias vitales en los adultos, los autores señalan que hasta ahora “la mayoría de estudios se han basado en el recuerdo” de los adultos sobre su infancia. Los expertos basan sus conclusiones en 482 personas que formaron parte de un proyecto nacional de colaboración prenatal en Estados Unidos y la interacción con sus madres. Estas personas fueron evaluadas por psicólogos que realizaron exámenes rutinarias durante sus primeros ocho meses de vida.

Al final de cada sesión, los psicólogos analizaron cómo había actuado la madre y cómo había respondido el niño, y clasificaron las respuestas con descriptores que van desde “negativo” y “extravagantes”.
En estos 8 meses de evaluación, una de cada 10 interacciones (46) se caracterizaron por un bajo nivel de afecto materno en el niño.
La mayoría, el 85 por ciento (409), se caracterizó por niveles normales de afecto, mientras el resto, el 6 por ciento (27), por niveles muy altos de afecto materno.
Cuando los expertos estudiaron los elementos específicos, observaron que aquellos que habían recibido más afecto materno durante ese periodo tuvieron niveles más bajos de ansiedad, hostilidad y angustia general.
Detectaron que hubo una diferencia de 7 puntos en los niveles de ansiedad entre aquellos cuyas madres habían mostrado niveles bajos o normales de afecto y aquellos cuyas madres habían mostrado altos niveles.
Además, hubo una diferencia de 3 puntos en las puntuaciones de hostilidad y de 5 puntos en el total de las puntuaciones de malestar general.
Este patrón mostró que en todos los diversos elementos de la lista de síntomas: “cuanto mayor es el calor de la madre, menor es el malestar de los adultos”.
Los autores del estudio concluyen así que las experiencias de vida muy tempranas pueden influir en la salud de la persona adulta y señalaron que “los niveles altos de afecto maternal puedan facilitar vínculos seguros”.
Según el estudio, este cariño no sólo rebaja la angustia sino que también puede permitir a un niño desarrollar habilidades sociales y para enfrentarse a determinadas situaciones características en la edad adulta. EFE

Anuncios

PORTABEBES ACUATICOS

Llega el verano y os presento dos tipos de portabebes ergonomicos  diseñados para usar en la playa, piscina, ducha etc.

Fulares Gypsi Mama

Esta marca de portabebes ofrece un fular especial para el agua con el que podremos disfrutar de baños seguros junto a nuestr@ pekeñ@.

Water Wrap: de secado ultra-rápido, realizado en un sedoso tejido hipoalergénico, el fabricante garantiza un factor de protección de 45 (bloquea el 97,5-98% de los rayos solares). Es ideal para nudos delante o a la cadera, tanto fuera como dentro del agua.

Tonga

Es un portabebe ergonomico tejido en forma de redecilla que al igual que la bandolera y el pouch carga sobre un solo hombro, por lo que  se recomienda para espacios de tiempo cortos (aunque esto tambien depende de la resistencia del porteador…..). Permite posicion de cadera, vientre con vientre, posicion cuna (ideal para amamantar) y con pekes mas grandecitos podemos pasarlos a la espalda.

Gracias a su forma de redecilla nos permite introducirlo en el agua sin miedo a que el bebe se nos escape de los brazos. Luego podemos aprobechar para darnos una ducha en la playa sin que el/la peke tenga que posarse en el suelo y asi evitar las molestas arenillas.

A pesar de ofreceros este portabebe para el agua igualmente se puede usar en cualquier epoca del año, ademas es ideal para llevar en el bolso gracias a su reducido tamaño.


LA MAGIA DEL AMAUTI

El amauti es una parka portabebe que usaban los inuit en el Artico Canadiense. Esta formado por un abrigo con una gran capucha o campana en forma de punta (pico de la fertilidad) que pasa por el niño y la cabeza de la mama, no todas las capuchas o campanas son iguales, algunas tienen forma de pico como comentamos anteriormente y otras terminan con forma redondeada. Por debajo de esta campana hay una bolsa (amaut) donde ira colocado el niño.

El diseño y la apariencia de un amauti se transmite de generación en generación, los estilos y diseños varían dependiendo de la región. En una comunidad pueden preferir tonos pastel, en otro los colores vivos y brillantes. El blanco o crema es el color tradicional que todavía prefieren la mayoría de las mujeres inuit. Se utilizaron diversos materiales dependiendo de la disponibilidad como piel de foca y caribú. Las mediciones se hacen a mano y es personalizado para cada mama.

Las mangas son amplias para que atraves de ellas pueda pasar el aire y asi conseguir una adecuada temperatura y ventilacion. Al rededor de la cintura ira una cuerda trenzada o faja que pasa por debajo de la bolsa en la parte trasera a la delantera a través del lazo en el pecho. Esto ayuda a asegurar al niño en el amaut, controla el tamaño de la bolsa y se utiliza para contrarrestar el peso y el equilibrio.

Hace unos años una marca conocida de la moda envio a un representante al Ártico Canadiense para comprar ropa vieja tradicional Inuit. Este pueblo entrego muchas de sus creaciones pero no recibio a cambio ninguna compensacion. Hoy en día, los representantes de los inuit están trabajando duro para proteger su patrimonio cultural.

 

A %d blogueros les gusta esto: